sábado, 11 de diciembre de 2010

De Illora a Filipinas

Según el "Catálogo Biográfico de los Religiosos Franciscanos de la Provincia de San Gregorio Magno, de Filipinas", por el P. Fr. Eusebio Gómez Platero, Manila.(pág. 487).

El P. Fr. Francisco Antonio Maceyra nació en Illora, arzobispado de Granada, el 5 de marzo de 1727, profesó en la Provincia de San Pedro de Alcántara, en 27 de abril de 1743, fué en ella lector de Artes, administró en Lilio, fué predicador conventual de Manila, ministro de Paquil, lector de Teología en Manila en 1762, Francisco Antonio Maceira, fue provincial de 1774 a 1776 hasta que enfermó.

Habiendo obtenido licencia para volver a España por motivos de salud, se embarcó para la península en 1763, pero un furioso temporal destrozó el buque y pudo salvarse toda la gente en las islas Marianas.

El P. Maceyra creyó ver en aquel naufragio una cosa providencial para impedir su vuelta a España y retrocedió a Manila el mismo año, haciendo voto de morir en Filipinas.
Fué destinado, a petición suya, a la misión de Daraetan, administró después en Paete, Carranglan, Casiguran y Báler; fué nombrado Guardián de Manila en 1 771, electo Ministro Provincial en 1774, gobernando con mucho celo y prudencia hasta el 2 de septiembre de 1776 en que resignó a la prelacia por haber aceptado la gracia del obispado de Nueva Cáceres, para el que fué indicado por real cédula de 14 de diciembre de 1775, aunque no tomó posesión del obispado sino por Procurador, porque, atacado de una mortal enfermedad, falleció en Santa Cruz de la Laguna en 24 de marzo de 1777, a los cincuenta años de edad y treinta y cinco de ejemplar religioso.
Sepultado en la iglesia de Santa Cruz su venerable cadáver, fueron exhumados sus restos en *15 de septiembre de 1778 y trasladados a la iglesia de los Franciscanos de Manila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario