martes, 28 de junio de 2011

EL MONTERILLA DE ILLORA



Articulo aparecido en EL PAÍS- DIARIO REPUBLICANO de Madrid, el viernes 23 de Noviembre de 1906, con motivo de los encarcelamientos de ciudadanos republicanos en la fecha de visita de Alfonso XIII a la Estación de Illora-Lachar.




UNA POLACADA INTOLERABLE


El día 5 del actual abusó torpemente de su autoridad el alcalde de Íllora. Arrastrado por un servilismo indigno de toda autoridad municipal, cometió una polacada que tiene su sanción penal en los códigos de la nación.

Llamó a la Alcaldía á los vecinos que le vino en gana y les ordenó que, durante todo el día 5 hasta la mañana del 6, se les prohibía, bajo pena de reclusión en la cárcel, el salir de sus casas. 

A otros vecinos les notificó dicha orden por medio de los empleados del Municipio. Uno de éstos, dudando acaso de la veracidad de la orden, personóse en la Alcaldía. Allí le fué confirmada por el propio sotacacique que ejerce de alcalde.
— Es que se me irrogan graves perjuicios objetó el vecino.
Todo discurso fué inútil para evitar que el alcalde llevase á cabo su insólita arbitrariedad.
— A mí —dijole el vecino en cuestión— se me irrogan daños; pero á los otros á quienes he sabido que también se les arresta en sus casas, se les priva de ganar el jornal cotidiano con que atienden á las necesidades de su vida y á las de  sus familias respectivas.
Sin un motivo fundado, racional, concreto, no se puede mandar detener á ningún ciudadano. Tal dicen las leyes fundamentales y civiles del Estado. Y un vecino de Illora,  es, aunque ello pese al caciquismo, un ciudadano, tan respetable como el que más.
— ¿Sí? —argüyó el alcalde— pues en ese caso no debe usted ser arrestado en su casa, sino detenido en la cárcel.
Y acto seguido fué Tomás Ruiz López, que así se llama la víctima más castigada por el absolutista y tiránico sotacacique de Illora, metido en la hedionda y lúgubre mazmorra que allí  se tiene por cárcel.
Los demás vecinos, incluidos en el tikase de este tiranuelo á lo Trepoff, viéronse forzados á cumplir el arresto, ante el temor de dar con sus cuerpos en la repugnante prisión.
¿Qué importa, si al siguiente día no tuvieron para poder comer; si experimentaron pérdidas en sus negocios; si sufrieron perjuicios en sus haciendas?

El caciquismo quedó satisfecho, la autoridad municipal desprestigiada por un servilismo más, y los amigos del sotacacique, los clericales y reaccionarios del pueblo, con un nuevo fundamento para picar en la honra de los vecinos vejados.

En vano clamaron justicia. La autoridad judicial es sorda cuando su acción puede desagradar al caciquismo. ¿Sabe el ministro de la Gobernación por qué han sido atropellados por su alcalde los vecinos de Illora?
¿Lo sabe, acaso, el ministro de Gracia y Justicia? La cosa lo merece, y sin perjuicio de que alguna voz de la minoría republicana del Congreso reclame contra esta irritante y punible arbitrariedad, hemos de requerirles nosotros para que se informen y procedan como es de justicia.

Un alcalde que á su antojo dispone de la libertad de sus convecinos, es un desalmado peligroso á quien, cuando menos, se le debe despojar de los atributos de la autoridad. No vale que pretexte en disculpa de su torpeza que ello fué una medida preventiva, para asegurarse de probables contingencias desagradables.
Aparte de que ello sería una falsedad, tal disculpa, nos llevaría á reconocer como lícita medida de precaución, en los centros populosos?, la prisión á mansalva, el encarcelamiento de todo ciudadano que por sus ideas liberales y republicanas, se manifestase opuesto al régimen imperante.

Porque han de saber los ministros aludidos, que la arbitrariedad del sota-cacique de Illora fué realizada sólo en daño de los republicanos y librepensadores de aquel pueblo y á pretexto de defender la persona del monarca.

Notificó el gobernador de la provincia á todos los alcaldes de los pueblos comarcanos á Lachar, que D. Alfonso, aceptando la invitación del gran cacique, conde de Benalúa, iba á cazar el día 5, al vasto territorio —lo más fértíl y rico de la región— que tiene convertido en coto para su recreo dicho conde, y el inepto alcalde de Illora, creyendo hacer obra meritoria á los ojos del gran cacique, arrestó á los republicanos en sus domicilios, y al que protestó de la arbitrariedad, lo encerró en la cárcel.

Polacada tan monstruosa no puede quedar impune.

viernes, 24 de junio de 2011

Rebelión en el Soto de Roma - 1920


ABC, Domingo 12 de Septiembre de 1920 - Edición de la mañana - Pagina 10


MITIN DE COLONOS
Granada, 11, 7 de la tarde. Se ha œlebrado en la plaza de toros el mitin organizado por los colonos de las tierras de Duque de Ciudad Rodrigo - Wellington para protestar contra el aumento de renta de la tierras llamadas Soto de Roma, propuesto por el administrador de dicho procer.
Hicieron uso de la palabra el presidente de la Junta Agricola de Fuentevaqueros, D. José Morote, aprobandose varias conclusiones, que la comision organizadora del acto llevó al Gobierno Civil. 


Mientras tanto el Alcalde y los Ediles de Íllora, se paseaban al sol, de hecho el Pleno Municipal del dia 15 de Septiembre de 1920 se tuvo que anular por falta de "cuorum" segun lo Certifica el Secretario...



jueves, 23 de junio de 2011

Lord Wellington: Acuerdos Secretos

ACTAS SECRETAS DE LAS CORTES GENERALES EXTRAORDINARIAS DE 1810

SESIÓN  DEL DÍA 1º DE ABRIL DE 1813.




Empezó por la lectura del Acta del 27 del próximo pasado.
Se dio cuenta de dos oficios del Secretario de Hacienda, á los que acompañaba el estado de caudales de
la Tesorería, correspondiente el primero desde el 14 hasta el 20, y el segundo desde el 21 hasta el 27 del
próximo pasado, y se mandaron pasar á la comisión de Hacienda.
Por el propio Ministerio se informaba á S. M., con fecha 29 de Marzo, haber concedido la Regencia el permiso de extraer 302.000 pesos fuertes en plata, y 48.000 en oro al embajador de S. M. B. (el Embajador de Su Majestad Britanica, era en ese momento el hermano mayor de Wellingthon)  para remitir al Marqués de Wellingthon. Igual permiso se concedió al embajador expresado para extraer 100.000 pesos fuertes que se han de poner á la disposición del Lord Wellingthon para el servicio del ejército español, según avisa el Secretario de Hacienda, con fecha del 30 del expresado mes; y las Cortes quedaron enteradas.
Se dio cuenta de haber despachado su informe sobre los puntos que se le hablan encargado, la comisión especial nombrada para informar sobre las ocurrencias relativas á la pacificación de la provincia de Venezuela, y reclamaciones hechas por ocho individuos de ella; y habiendo mandado el Sr. Presidenle se preguntase á S. M. si se daria en público cuenta de este expediente, se hizo dicha pregunta, y quedó aprobado se dé cuenta en público.
Se leyó el informe de la comisión especial de Alojamientos de Diputados, la que, entre otras cosas, proponía
se remitiese á la Regencia la exposición del aposentador mayor, para que, en uso de sus facultades, tome las providencias que juzgue convenientes; cuya proposición fué aprobada, y se levantó la sesión.
Francisco Cabello, Presidente. = José María Couto, Diputado Secretario. = Agustin Rodríguez Bahamonde,
Diputado Secretario.

lunes, 13 de junio de 2011

Arqueologia en Íllora 1942-1945

El Archivo Fotográfico Cabré está formado por la colección de fotografías originales realizadas por el arqueólogo don Juan Cabré Aguiló para documentar sus trabajos a lo largo de su trayectoria profesional. Su familia lo donó gratuitamente al Instituto del Patrimonio Histórico Español en 1991, aceptándose por Orden Ministerial en septiembre de 1996.
El arqueólogo Juan Cabré nació en la villa aragonesa de Calaceite en 1882 y murió en Madrid en 1947.
Trayectoria profesional de Juan Cabré:
  • Descubrió numerosas pinturas rupestres en Teruel.
  • Estuvo subvencionado en sus investigaciones de arte rupestre, conjuntamente con Henri Breuil, por el Príncipe Alberto I de Mónaco.
  • Formó parte de las excavaciones del marqués de Cerralbo en Zaragoza, Guadalajara, Soria y Segovia, como alumno y auxiliar.
  • De 1917 a 1936 fue colaborador del Centro de Estudios Históricos, bajo la dirección de Manuel Gómez-Moreno (Secretario de la Comision Provincial de Monumentos de Granada, miembro del Centro Artistico y Literario de Granada, gran conocedor de Íllora y sus alrededores escribió diversos Libros, como MEDINA ELVIRA e ILIBERRIS) para estudiar la cultura ibérica.
  • Colector desde 1920 del Museo de Antropología, Etnografía y Prehistoria.
  • Designado varias veces delegado-director de excavaciones.
  • Miembro de varios congresos internacionales de Arqueología Prehistórica.
  • Pensionado en 1934 para estudiar los Museos de Arte y Arqueología de París, Alemania, Austria, Checoslovaquia, Italia y Suiza.
  • En 1942 obtuvo por oposición una plaza de conservador en el Museo Arqueológico Nacional, cargo que desempeñó hasta su muerte en 1947.
Entre sus Archivos documentales se encuentran estas fotografias:

TítuloIllora
AutonomiaAndalucía
ProvinciaGRANADA
MunicipioILLORA
Tipo de documentoNegativo de vidrio y plata a la gelatina
13x18
TemaPaisaje.
Pie de Foto                 Alrededores de Íllora





Así como estas fotografías de hallazgos arqueologicos:

















miércoles, 8 de junio de 2011

Caza de lobos


En   el  término  municipal  de  Trasmulas,  anejo á  Pinos   Puente  (Granada), se  presentó  hace unos días
una   manada  de  lobos, é  invadiendo  un  hato  de  ganados,   propiedad  del  alcalde  de  Lachar,  devoraron las  fieras  quince  reses  lanares. A partir  desde  entonces,   la  misma  manada  de  lobos  se  presenta  todas   las noches  en  la  majada  del  referido  propietario,   así  como  en  otras del  mismo  término,  haciendo grades   destrozos  en  el  ganado.  El  alcalde  de  Lachar   ha  pagado  cuatro  hombres  para  que, armados  convenientemente,   ahuyenten  los lobos y  defiendan á   las  reses; pero  tal  medida  no ha  producido  resultados   satisfactorios.
Con   este  motivo,  parece  que  se  trata  de  dar  una  gran   batida á  los expresados  animales,  en  la  que
tomarán   parte  los  pueblos  de  Cijuela,  Lachar,  Chimeneas,   Cacin,  Santa  Cruz,  Moraleda  de  Zafayona, El   Salar,  Villanueva  Mesia,  Tocón,  lllora,  Pinos  Puente  y  Fuente  Vaqueros,  tomándose  como  punto
céntrico   los barrancos  que  radican  en  el  cortijo  de  Albensaire   (barranco  de  la  Fuente  Santa),  término de   Pinos  Puente.

sábado, 4 de junio de 2011

Lord Wellington: Expolio y Repatriacion - 2ª Parte

Volviendo a la idea del "Expolio y Repatriación", una entrega mas.
Me gustaria que todo lo que se escribe sobre Íllora y el Duque de Wellington, pudiera ser contrastado documentalmente como estos comentarios.


OCTUBRE - DICIEMBRE DE 1979
Relacion de algunos de los Lotes de Libros que vendió el actual Duque de Wellington a la Biblioteca Nacional.
Todos anteriores a la llegada a España de su antepasado, de los siglos 17 y 18, algunos de ellos fueron expoliados de la Universidad de Salamanca.


22179.—Tomo 7mo. de papeles manuscritos: 1) Discurso hecho por Fr. Agustín Saludo... acerca de la justicia y huen govierno de España en los estatutos de limpiesa de sangre... (fols. 1-44).—
2) Manifiesto del reino de Portugal en el qual se declara el derecho, las causas y el modo que tuvo para eañmirse de la obediencia del rey de Castilla... (fols. 47-70).—8) Specchio del prencipe in materia di Stato, di don Giovanni Battista Nacdier Petit (fols. 75-167).—4) Tratado de la paciencia [por Mattheo Renci] (fols. 171-246).
S. xvn. 2 hoj. + 246 fols. (faltan por nximerar 8 fofa., entre
los 84-85, 96-97 y 168-164; se han saltado en la numeración kw
fols. 166, 168 y 169), 210 x 145 mm. Ene. pasta

Adquirido por compra al duque de Wellington. Ingresado el
2 de abril de 1979



22180.—1) Grammatica chaldaea, per Guidonem Fabricium Boderianum
(fols. 1-88).—2) Grammatica syrica ex Andrea Masio
(fols. 86-188).—8) Lexicum syriacum (fols. 184-214).
S. XVI. 214 fols., 210 X 150 mm. Ene. pasta.
Proc. de la biblioteca del Colegio Mayor de Cuenca (Salamanca).
Adquirido por compra al duque de Wellington. Ingresado el
2 de abril de 1979.


22181.—[Francés de ZÚÑIGA : Crónica de don Francés de Zúñiga,
con varias cartas del mismo.']
S. xvi/xvii. I + 188 fols., 205 x 140 mm. Ene. pasta.
Portada en inglés, moderna, a la que precede una nota de
Martín A. S. Hume.
Edic. del texto en B. A. E., XXXVI, 9-54.
Proc. de la biblioteca del Colegio Mayor de Cuenca (Salamanca).
Adquirido por compra al duque de Wellington. Ingresado el
2 de abril de 1979.



22182.—1) [Nota en inglés sobre el derecho de primogenitura]
(fol. 1).—2) Extractos de obras de N. Machiavelli: Diverse annotatiane
e sententie ragunato insieme tróvate neVhistoria di Firenze
(fols. 2-91); Libro del arte della guerra (fols. 92-99); Diverse sententie
tróvate nelle discorsi sopra Tito Livio (fols. 101-168)—8) Conseio
del Emperador Carlos Quinto a don Philipe Segundo su hijo
(fols. 164-167).
S. XVIII. 1 hoja + 167 fols., 150 x 100 mm. Ene. pasta.
Adquirido por compra al duque de Wellington. Ingresado el
2 de abril de 1979.

Seria interesante saber cuanto obtuvo por estas ventas....

jueves, 2 de junio de 2011

Lord Wellington: Expolio y Repatriación

En el pasado mes de Abril hice un comentario sobre los Bienes del Patrimonio Nacional que el primer Duque de Wellington se llevo a Inglaterra al regreso a su país. Se puede releer en el siguiente enlace: http://cronicasdealomartes.blogspot.com/2011/03/lord-wellington-el-precio-de-su-ayuda.html

He recibido varias felicitaciones y algunas criticas a lo que decía en el mismo, nunca llueve a gusto de todos. La única que me ha molestado es una que me tilda de poco rigor histórico y quiero aprovechar para responderle con documentos que hablan por si solos.
Confirmo mi afirmacion de que nos expoliaron cuando se llevo cuadros, muebles, documentos, etc., y que se repite el expolio cuando NOS LOS VENDE AL MINISTERIO DE CULTURA ESPAÑOL en lugar de restituirlos a sus legítimos propietarios: Los ciudadanos españoles.

En el Boletín de Archivos obtenido de la Biblioteca Nacional de España, en su numero 6, de Enero-Diciembre de 1979, se encuentra en su pagina 122 y 123 la siguiente información:


Documentos del Duque de Wellington al Archivo Histórico Nacional
Por la Dirección General del Patrimonio Artístico, Archivos y Museos y con destino al Archivo Histórico Nacional, han sido adquiridos cuatro valiosos manuscritos que, a su valor intrínseco como documentos históricos, añaden el interés de haber protagonizado una larga y casi novelesca aventura.

Los cuatro manuscritos formaban parte del rico botín de guerra integrado por documentos, cuadros y obras de arte en general, que el rey José Bonapartc pretendió llevarse a Francia, pensando quizás en una compensación por la pérdida del trono de España. La batalla de Vitoria, sin embargo, le obligó a huir con tal rapidez que hubo de abandonar tan espléndido y voluminoso equipaje para salvar la vida.
Quedó entonces en manos del vencedor, el General Duque de Wellington quien, con el beneplácito de Fernando VII, se lo llevó a Inglaterra y lo incorporó a su rica colección de libros y documentos. El actual descendiente del Duque ha ofrecido ahora en venta al Estado español cuatro piezas de esta colección y el Ministerio de Cultura las ha adquirido con destino al Archivo Histórico Nacional.

Estas cuatro piezas son las siguientes:
«Descripción geográfica y topográfica de las Provincias pertenecientes al Reyno del Perú, con un catálogo histórico de los virreyes, gobernadores y capitanes generales que han gobernado aquellas provincias y los sucesos más principales de sus tiempos», manuscrito del siglo XVIII con 316 folios útiles.
«Plan general de reforma y arreglo de los ejércitos, divisiones y regimientos presentado alSupremo Congreso Nacional por Don Federico Moreti y Cascone, brigadier de los Reales Ejércitos y Coronel que fue de la extinguida legión de voluntarios extranjeros». Ms. de 239 folios, año 1811.
«Deliberaciones y proyectos de la Brigada militar destinada al reconocimiento de las plazas y frontera de Navarra y Guipúzcoa con Francia en el año 1796». Manuscrito de 207 folios, con texto en español y en inglés.

Y finalmente, una «Memoire Militaire sur le Portugal», manuscrito del s. XIX con 89 folios.

Nos complace dar cuenta de la incorporación al Archivo Histórico Nacional, Sección de Estado,
de estas cuatro piezas documentales, a las que por muchos conceptos se las podría considerar
como «repatriadas».

Luis Sánchez Belda