lunes, 30 de julio de 2012

Palabras Mágicas de Ana Barea Arco

Título: Palabras mágicas de Tsotyama
Autora: Ana Barea Arco
Ilustrador: Francisco Vílchez
Prólogo: Ayes Tortosa
Editorial: Alhulia
Páginas: 68

"Palabras mágicas de Tsotyama" Una historia narrativa, sobre el encuentro y la relación entre dos primos, niño y niña, Arturo y Tsotyama. Dos personajes, que a pesar de su parentesco, pertenecen, a dos continentes, culturas, etnias y conceptos muy diferentes de la vida. Ambos se ven obligados a convivir, durante un verano. El encuentro, con Tsotyama, cambiará para siempre la vida de Arturo. Conocerá el valor y significado de las palabras y como según las utilicemos pueden condicionar nuestra vida. Tsotyama, es una niña en la que confluyen varias etnias y culturas, es la última depositaria de una lengua ancestral y en extinción, una lengua cargada de magia y sabiduría. El libro está escrito con un lenguaje sencillo muy adecuado, a partir de 7 años.


Una Magnifica lectura para nuestros hijos..........

domingo, 29 de julio de 2012

La voluntad de un Benefactor de Tocón

27 JUL 1999

La fundación eclesiástica San Carlos y Santa Margarita, constituida con los fondos dejados en herencia hace 12 años por un particular, se dispone a construir una residencia de ancianos nueve años después de su constitución y tras la amenaza de una huelga general en la pedanía de Tocón (Íllora, Granada). La fundación, presidida por el arzobispo de Granada, vendió entre 1995 y 1996, por un precio inferior al valor registral, la mayor parte de las fincas y no ha convocado las becas para ayudar a cursar estudios eclesiásticos y civiles que constan en sus estatutos.
Una asociación ciudadana, disconforme con la mera construcción del centro de acogida, convocó el domingo a los vecinos para dar a conocer las disposiciones testamentarias de Carlos Arévalo, desconocidas en su literalidad hasta ahora. La semana pasada el ecónomo del Arzobispado, como vicepresidente de la fundación, explicó a las autoridades de Tocón que la escasa rentabilidad de las tierras ha impedido edificar antes la residencia y los ha impulsado a vender la mayor parte de las propiedades para obtener el dinero necesario. Este periódico intentó ayer sin éxito conocer la opinión del ecónomo del Arzobispado. Las ventas, sin embargo, fueron escrituradas hace años, entre 1995 y 1996. El único comprador es el constructor Isidro Moleón que pagó 105 millones de pesetas, aunque el valor den registral es de unos 297 millones. En total, unas 150 hectáreas de secano, parte de las cuales fueron calificadas como urbanas y urbanizables, aunque no se han construido. Tierra de colonos La fundación eclesiástica figura aún como propietaria de una finca de 15 hectáreas con un valor de 40 millones y otra de 11 valorada en nueve. Además ha vendido, o se dispone a vender, a la mayoría de los colonos la tierra que han ocupado tradicionalmente. 
En el proyecto de obras presentado en los últimos días en el Ayuntamiento la fundación ha corregido la inversión inicial de 110 millones para la residencia y la ha reducido a 105. La fundación se constituyó en 1990, pero ha permanecido inactiva, salvo para ceder gratis por treinta años un solar a la Guardia Civil, hasta hace una semana en que, tras el anuncio de la convocatoria de una huelga general, los obreros comenzaron a arreglar las cubiertas de la casa de Carlos Arévalo, la futura sede de la residencia. El terrateniente y su esposa determinaron que la fundación la presidiera el arzobispo de Granada. Como vicepresidente designaron al ecónomo del Arzobispado. Sólo permitieron que dos seglares de su absoluta confianza formaran parte del patronato A su muerte éstos serían sustituidos por sendos labradores residentes en Tocón y propuestos por el arzobispo "procurando siempre que sean de los más adictos a la causa del fundador y su esposa". 
Esta última voluntad no se ha cumplido y los eclesiásticos son los únicos que figuran en el patronato. En 1996, a la vista de que el Ayuntamiento declaró la ruina parcial del caserón, la fundación dio señales de vida y presentó un proyecto de obras jamás ejecutado. "El 25 de marzo pasado pedimos información pero no se dignaron a contestarnos. Luego, la semana pasada, con la amenaza de la huelga, el ecónomo decidió recibirnos", explica Ramón Morales, alcalde pedáneo de Tocón. Morales dice que convocará la huelga de nuevo si las obras sufren un retraso injustificado. La muerte hace 12 años de la viuda de Carlos Arévalo Sánchez, propietario del 90% de las tierras que rodean la pedanía, alimentó grandes expectativas entre el millar de habitantes de Tocón que nunca se han cumplido. Arévalo dejó escrito en su testamento que cuando fallecieran él y su esposa los bienes se destinaran a construir la mentada residencia; a la creación de becas para estudios eclesiásticos y civiles, y como ayuda a la asistencia de ancianos pobres

viernes, 20 de julio de 2012

Los Jornales de Ayer y Hoy

En estos tiempos de crisis, recorte de salarios, perdida de derechos sociales, etc..., me viene a la mente una Carta que le escribio un Jornalero de Alomartes al Ministro, quejandose de la contratación de jornaleros en la Finca La Torre...

CARTA DE UN JORNALERO DE ALOMARTES AL MINISTRO MANUEL JIMENEZ FERNANDEZ enviada el 18 de Enero de 1935
 Esos patronos que oyen misa y se aferran a pagar jornales de hambre están extendidos por toda España, tan bien repartidos que en aldeas, cortijadas y todo lo que tienen a su mano no sobresale otra cosa mas que hambre y denuestos para los obreros. No crea ABC que si se denuncia algo a las autoridades es un caso de excepción como dice en su escrito, es el caso de España entera.
En esta provincia que este año han recogido los patronos muy buena cosecha de cereales, y ahora ha completado Dios el año con otra muy abundante de aceituna, es cuando mas hambre se está pasando por aquí, en Loja están pagando los jornales a tres pesetas y en este pueblo que hay una finca que lleva jornaleros de dos pueblos no llevan mas que cuatro familiares y amigos de encargados, capataces, guardas y gente que trabajan en la casa a 14 reales vareando aceituna y los hombres parados en la plaza en plena recolección y todo es por no pagar caro y aguardar que se caiga sola la aceituna a fuerza de días, y si mientras se pasa la escarda tampoco se les importa en vengándose del obrero que es el que ellos dicen que tuvo la culpa que viniera la Republica están conformes.